Silla Apilable La Vie

Sillas para restaurante

Nuevo producto

“La Vie” significa “La vida” en francés. Esta silla tiene el diseño minimalismo, es muy adecuado para espacios familiares y comerciales. Se quedará perfectamente a cualquier lugar y cubrirá todas las necesidades. esta opcion la ofrecemos con asiento tapizado
  • Silla apilable
  • Material:Polipropileno 
  • Color:Azul Niebla, Gris, Negro, Pistache, Blanco, Naranja

Más detalles

Producto Disponible

$1,255.50

-10%

$1,395.00

La cantidad mínima de pedido para el producto es 4

Más información

SILLAS DE PLASTICO ¿Cómo y cuándo nace la primera silla de plástico?

Los plásticos, estos sorprendentes materiales formados por moléculas gigantes, se usan actualmente para fabricar infinidad de cosas... ¡Incluso sillas! Pero ¿Cómo y cuándo surge por primera vez el uso del plástico?

A mediados del siglo XIX la sociedad estadounidense se empieza a preocupar por la alarmante disminución de elefantes en el planeta, consecuencia de la alta demanda de marfil, para fabricar principalmente bolas de billar.

En 1863 el fabricante neoyorquino de bolas de billar Phelan & Collarder organizó un concurso en el que ofrecía 10.000 dólares en oro a quien encontrase un material alternativo al marfil natural para hacer las bolas de billar.

Aunque nunca recibió el premio, fue John Wesley Hyatt, inventor estadounidense, quien lo consiguió pocos años después. Hyatt, que había empezado a trabajar en una imprenta con 16 años y que fundó la Celluloid Manufacturing Company en 1870, logró producir una sustancia maleable que podía endurecerse, a partir de un polímero natural: la celulosa de algodón. A este nuevo material se le bautizó “celuloide” y resultó perfecto para fabricar cepillos de dientes, peines... e incluso, tras diversas dificultades iniciales, bolas de billar.

En 1909 Leo Hendrik Baekeland, químico norteamericano de origen belga, creó el primer plástico totalmente sintético y lo bautizó “Baquelita”. Esta fue la primera de una serie de resinas sintéticas (polímeros) que revolucionaron la tecnología moderna iniciando la «era del plástico». A lo largo del siglo XX, en especial tras la II Guerra Mundial, el uso del plástico se popularizó pues supuso enormes ventajas para los ciudadanos y llegó a sustituir a otros muchos materiales en el ámbito doméstico, industrial y comercial. Esto supuso un cambio en el consumo, lo escaso y elitista dejó paso a lo abundante, barato y accesible.